domingo, 27 de marzo de 2011

COMIENDO EL MELOCOTON- HENRI COLE


                                                                                 flor de melocotón de mi jardín
                                                                         



Comiendo el melocotón, me siento como un asesino.
El tiempo y la oscuridad no significan nada para mí,
moviéndose de un lado a otro con mis blancos dientes
y mi lengua hinchada, saciándose en la pulpa
jugosa. Cuando chupo el hueso que se parece al cráneo
de un pequeño mamífero, se borra toda memoria
de penas y disputas, de soledad y ansias
de amor erótico, y del proyecto de un mundo,
donde el hombre, harto de la razón, no logra devolverle
un orden a las cosas. Comiendo el melocotón, siento el largo
vagar, de mi mano humana —ayer lenta y garra—
se extiende a través de una alegoría del Edén,
del barro, del tedio y del pesar, hacia las abejas, la soledad
y el montón de briznas de hierba que arrastra el agua fría.

4 comentarios:

Elvira dijo...

Un asesino de melocotones. :-)

Bonita foto. Besos

Folhetim Cultural dijo...

Olá passo em seu blog para convidar você a visitar o meu que é dedicado a cultura. De segunda a sexta feira noticiário cultural aos sábados minha coluna poética ás 09 horas da manhã e ás 5 da tarde Chá das 5 sempre com uma participação especial. Irei guardar sua visita lá. Abraços sucesso em seu blog. O endereço é informativofolhetimcultural.blogspot.com

Magno Oliveira
Twitter: @oliveirasmagno ou twitter/oliveirasmagno
Telefone: 55 11 61903992
E-mail oliveira_m_silva@hotmail.com

VANE Alive dijo...

Un abrazo guapa!

adelaida dijo...

Gracias a todos por vuestros comentarios.
Bienvenido Folhetim Cultural.